Períodicos Democracia Obrera
El Organizador Obrero Internacional

VISITE TAMBIÉN
LA PÁGINA DE LA FLTI

WWW.FLTI-CI.ORG

volantes
Suplementos DO
English
Portugués

Desde las barricadas de la revolución chilena: Carta del POI-CI a los
marxistas revolucionarios de la JRCL-RMF de Japón

17/11/2019

Querido camarada Sachiko Kihara
Queridos camaradas de la JRCL-RMF

Hemos recibido su nota del día 14/11 con mucha emoción y entusiasmo internacionalista. Desde el Chile sublevado les enviamos un enorme saludo revolucionario e internacionalista a cada uno de ustedes.
Sabemos que en este combate revolucionario contra el gobierno de Piñera, el régimen pinochetista y el imperialismo, la clase obrera y las masas de Chile cuentan con todo el apoyo de los revolucionarios de la JRCL-RMF, así como de los trabajadores y la aguerrida juventud de Japón.

El interés internacionalista que demuestran en su nota por saber más del proceso revolucionario que se ha abierto aquí para enfrentar la política de las direcciones traidoras y el empeño que están poniendo para dar a conocer esta lucha entre los obreros y estudiantes de Japón, es una prueba más de que aunque estemos separados por miles de kilómetros, estamos unidos en una misma lucha contra las potencias imperialistas, sus gobiernos y regímenes sirvientes y también contra las direcciones traidoras.

En relación a las cuestiones que nos plantean en su nota, queríamos transmitirles nuestra visión de que el combate que hoy se está desarrollando en Chile ya se ha elevado a una lucha revolucionaria para derrotar al gobierno burgués. Nosotros creemos que efectivamente empezó la revolución en Chile bajo el grito de “¡Fuera Piñera!” y “¡Basta de Constitución del ’80!”, combatiendo así contra el conjunto del régimen de la Derecha, la Concertación y el PC, contra sus pacos asesinos, contra su casta de oficiales, etc.
Esto camaradas no lo han podido impedir ninguna de las direcciones degeneradas. Todo lo contrario. Las masas han superado y pasado por encima de todas las direcciones traidoras y están protagonizando enormes acciones independientes, con jornadas de huelga general revolucionaria, paros, revueltas locales, ataques a la propiedad de los grandes capitalistas y las instituciones del poder burgués, combates de barricadas, choques con la policía y también las FFAA, concentraciones masivas en la Plaza Italia en Santiago y todas las plazas del país.
Así, los explotados han roto con el control de la burguesía y también de las burocracias sindicales y direcciones colaboracionistas.
Por ejemplo, las bases obreras con sus asambleas y comités de empresa arrastraron a los sindicatos a enormes jornadas de huelga general como en portuarios, mineros, los trabajadores de la salud, los profesores, funcionarios públicos, obreros de la construcción, sectores de la industria pesquera, etc., superando la división por gremios y profesiones. En el caso de los estudiantes secundarios, ellos rompieron con las direcciones colaboracionistas de los centros de alumnos y de las viejas organizaciones estudiantiles y se organizan en asambleas independientes. Mientras tanto, han entrado al combate amplios sectores de masas oprimidas de forma espontánea, que jamás fueron tenidos en cuenta por las burocracias de los sindicatos estatizados que solo agrupan a una ínfima minoría del movimiento obrero. Incluso, las clases medias arruinadas también se han unido al torrente revolucionario.

Camaradas, no hay sector de la clase obrera y las masas oprimidas que no esté peleando. Justamente porque se rompió con el corsé de las direcciones degeneradas, es que el combate llegó tan lejos, con los explotados, motorizados por sus padecimientos inauditos, comprendiendo que no podrán salir de sus condiciones de miseria sin derrotar al gobierno y al régimen cívico-militar que vienen aplicando los peores planes de hambre y esclavitud a cuenta del imperialismo.

Hoy la institución de lucha más respetada y legitimada no es ninguna de las viejas organizaciones obreras y estudiantiles en manos de las burocracias colaboracionistas, sino las barricadas, donde se concentran los trabajadores, la juventud rebelde, los estudiantes, etc. para tomarse las calles y combatir contras las fuerzas represivas del estado asesino. El sector más avanzado ha sido apodado como la “primera línea”, conformada por los luchadores más aguerridos que ha destacado el movimiento de masas, que ven en la juventud revolucionaria de Hong Kong a uno de sus más grandes aliados y comienzan a utilizar sus mismos métodos de lucha para enfrentar a la policía.

A cada paso las direcciones colaboracionistas intentan montarse por arriba del actual combate revolucionario para controlarlo y llevarlo a los pies de mesas de negociación con el gobierno, el Parlamento y demás instituciones del régimen burgués.
La gran dificultad que tiene la burguesía para esto es que la clase obrera y los oprimidos ya han hecho su experiencia con los partidos de la oposición burguesa de la Concertación, que durante décadas, desde sus sucesivos gobiernos, fueron administradores, pilares y sirvientes del régimen pinochetista que hoy las masas combaten en las calles.
Tampoco el Partido Comunista es creíble para los explotados. Ellos vienen de ser parte del gobierno de colaboración de clases de Bachelet que gobernó Chile desde 2014 a 2018 y que aplicó los peores planes contra las masas, allanándole el camino para que luego Piñera desde el gobierno redoble su ofensiva antiobrera a cuenta del imperialismo. Aquí la vanguardia combativa los ha apodado como “los pacos (policías) rojos son los peligrosos”.
En relación a las burocracias de las principales organizaciones obreras y estudiantiles que están en manos del PC y el Frente Amplio (el “Podemos” chileno), como es el caso de la central sindical CUT, en los últimos años se han dedicado a entregar cada lucha de la clase obrera y del movimiento estudiantil combativo y han permitido que pasen los peores ataques contra los trabajadores y explotados.
Ninguna de estas direcciones representa a los cientos de miles que entraron al combate. Por ello, a cada paso, las masas las siguen superando. Esto se vio el pasado martes 12/11, cuando las burocracias colaboracionistas llamaron a una “huelga general” con el objetivo de presionar al gobierno de Piñera y conseguir una mesa de negociación con él. Pero a 180° de la política de estas direcciones, la clase obrera y las masas tomaron este llamado en sus manos y lo transformaron en una verdadera Huelga General Revolucionaria para derrotar al gobierno.

Pero la burguesía, los políticos patronales y las direcciones degeneradas conspiran contra esta enorme sublevación de masas y alistan nuevas trampas del imperialismo con el único objetivo de sacar a los explotados de las calles, impedir la caída revolucionaria del gobierno de Piñera y salvar al régimen burgués.
Por ejemplo, han anunciado un pacto de “paz social” y el llamado a realizar un plebiscito para abril del año que viene para redactar una “nueva Constitución”, acordado por el gobierno y la gran mayoría de los partidos políticos, incluido el Frente Amplio. El mismo es apoyado desde afuera por el PC.
Con este pacto que permite solo las “marchas pacíficas” buscan crear ilusiones “democráticas” en un sector de las masas para que abandonen las calles y separarlas de la vanguardia combativa que no acepta someterse a esta trampa. Y así, con los sectores de avanzada aislados, poder atacarlos como ya vienen haciendo con represión, muertos, persecución, cárcel y aplicando la Ley de Seguridad Interior del Estado que endurece las penas de prisión.
Es una verdadera trampa con la cual intentan que las direcciones colaboracionistas tomen el control del combate para desviar y expropiar la revolución y así garantizar que Piñera continúe en el poder, que se mantenga la casta de oficiales pinochetista de las FFAA como pilar fundamental del régimen, que las transnacionales sigan saqueando el cobre y todas las riquezas de la nación y que la clase obrera y los explotados mantengan sus condiciones de hambre, esclavitud, miseria, etc.

Ante esto, para enfrentar las trampas de la burguesía y pelear por que la revolución suba un nuevo peldaño, estamos luchando por que se ponga de pie el poder de la clase obrera y los explotados para derrotar al gobierno de Piñera, al régimen pinochetista y su casta de oficiales genocida y avanzar a conquistar un gobierno provisional revolucionario obrero y campesino.
Nuestra pelea es por que se centralicen todos los organismos de autoorganización y democracia directa y todos los sectores que están en lucha, coordinándolos por población, ciudad, región y a nivel nacional. Hoy en las barricadas se comienza a poner en pie este poder de los de abajo, el único legítimo y que representa a la mayoría de todo Chile. Para que este se fortalezca y se centralice estamos llamando a enviar delegados de los puertos, minas, fábricas, sindicatos en lucha, de la juventud rebelde, de los estudiantes, etc., para también desarrollar y centralizar los organismos de autodefensa para derrotar en las calles a los pacos asesinos. Junto a esto, peleamos por poner en pie los comités de soldados rasos que rompan con la oficialidad del ejército y se pasen con sus armas junto al pueblo.

Los de arriba quieren que se extingan las llamas de la revolución y que el combate quede reducido a cenizas. Las masas siguen presentando batalla y no se van de las calles. Dejan todo en el combate y no aceptan la rendición que les quieren imponer. Camaradas, la heroicidad, la abnegación, el odio de clase, la valentía y la tenacidad que demuestran los explotados es realmente conmovedora. Sin esto la victoria de la revolución sería imposible. Pero esto no basta para triunfar porque si bien los explotados han superado a las direcciones degeneradas, no cuentan con un estado mayor revolucionario para tomar el poder contra el estado mayor de la burguesía.
El imperialismo y la burguesía tienen un plan internacional contra los procesos revolucionarios en curso. Hoy vemos cómo el imperialismo yanqui ha concentrado sus fuerzas en Bolivia, donde largó un golpe militar, con las bandas fascistas de la Medio Luna y un putsch policial, en respuesta también a los levantamientos revolucionarios que no solo se suceden en Chile sino también en otros puntos de Latinoamérica como en Ecuador, Honduras y Haití. Estas son batallas de una misma guerra de clases contra la feroz ofensiva del imperialismo que viene a por todo en su “patio trasero” latinoamericano. Chile es un eslabón de una misma y sola revolución en América Latina y por ello también desde aquí peleamos por derrotar el golpe de estado en Bolivia, que es una cuestión de vida o muerte para que el actual combate triunfe.
Junto a esto, vemos también cómo todas las direcciones degeneradas se centralizan para impedir el triunfo de los actuales procesos revolucionarios bajo el programa de pelear por “más democracia” y apoyar a las burguesías “progresistas”, dividiendo país por país a la clase obrera.
Contra ellas creemos firmemente que tenemos que unirnos todas las fuerzas revolucionarias del planeta para presentarle batalla a esas direcciones traidoras y pelear por que estos combates se coordinen a nivel internacional.
Por ello camaradas, los llamamos a redoblar la pelea por encima de las fronteras que venimos dando y les proponemos que pongamos en pie un Polo Internacional de Lucha para forjar un internacionalismo militante sólido y consistente, combatiendo por unir las luchas de la clase obrera mundial, para coordinar la “primera línea” de Chile y de Hong Kong, de Bolivia e Irán, de Ecuador y Líbano…

Para nosotros realmente es un orgullo que estén haciendo circular nuestros materiales entre los indomables trabajadores y jóvenes de Japón. Queríamos plantearles que tienen a su disposición el periódico que nosotros editamos aquí, llamado El Cordonazo, así como la página web de la FLTI, para publicar todo mensaje, nota de solidaridad, artículo, etc. que quieren hacernos llegar para que ustedes también puedan intervenir en este combate de forma directa. Para nosotros será un honor llevar las posiciones de los revolucionarios de la JRCL-RMF a cada barricada, movilización, huelga, para que los trabajadores y la juventud rebelde de Chile las conozcan y sepan que cuentan con un enorme aliado en ustedes, que enfrentan a su propia burguesía imperialista que tiene jugosos negocios aquí en Chile.
Nos parece que esto fortalecerá la lucha por unir en un solo combate a las masas del Pacífico. Jamás nos olvidamos de la grandiosa movilización a la embajada de Chile en Tokio que ustedes y la juventud Zengakuren encabezaron en el año 2011 en apoyo al combate de los estudiantes chilenos. Este enorme ejemplo internacionalista es lo que creemos que hoy tenemos que profundizar para que la revolución en curso no quede aislada y para levantar en alto el apoyo a la clase obrera y los campesinos que enfrentan el golpe en Bolivia.

Camaradas, intentamos aquí responder a las inquietudes que nos plantearon. Esperamos que nuestra visión les sea de utilidad y sobre todo, que hayamos logrado transmitirles lo más fielmente posible lo profundamente revolucionario que es lo que se vive aquí, en las calles de Chile. Sepan que todas las posiciones, puntos de vista o críticas que nos quieran transmitir, para nosotros son más que valiosos. Creemos que debatiendo los revolucionarios a nivel internacional conquistaremos el mejor programa y la mejor política para que este combate de pasos hacia adelante y triunfe. Por ello también queríamos dejarles como otra propuesta la necesidad de encontrarnos para discutir en común cómo romper el cerco de las direcciones traidoras y cómo golpear juntos para que las actuales revoluciones triunfen.

Junto a esta carta les estamos enviando además en adjunto el detalle de las fotos que nos solicitaron. Deseamos que la masiva reunión que están preparando sea un verdadero éxito. Sepan que cuentan con nosotros y que estamos a disposición para que ello sea así.

¡Saludos revolucionarios e internacionalistas!

Partido Obrero Internacionalista – Cuarta Internacional
(POI-CI) de Chile, adherente a la FLTI

 

 

 

 

contactenos